Como Julio Verne en el siglo XIX que predijo viajes a la Luna, al Centro de la Tierra o vueltas al mundo, George Orwell escribió en 1947-48 y publicó en 1949 la novela “1984” (en su versión original en inglés: Nineteen Eighty-Four). La novela introdujo los conceptos del omnipresente y vigilante Gran Hermano o Hermano Mayor, de la notoria habitación 101, de la ubicua policía del Pensamiento y de la neolengua. Adaptación del inglés que reduce y transforma el léxico con fines represivos. Basándose en el principio de que lo que no forma parte de la lengua, no puede ser pensado. La novela introduce el concepto de omnipresencia del “Gran Hermano” que proteje y vigila en cualquier punto donde nos encontremos.

Muchos analistas detectan paralelismos entre la sociedad actual y el mundo de 1984. Sugiriendo que estamos comenzando a vivir en lo que se ha conocido como sociedad orwelliana. Una sociedad donde se manipula la información y se practica la vigilancia masiva y la represión política y social. El término «orwelliano» se ha convertido en sinónimo de las sociedades u organizaciones que reproducen actitudes totalitarias y represoras como las representadas en la novela.

Si nos olvidamos de los conceptos políticos y vamos a los conceptos de tecnología, los nuevos sistemas de vídeo, se comportan a todos los efectos como se describe en la novela. En otros muchos casos, permiten mayor precisión y permiten “trabajar” solos.

Accesos automáticos y semiautomáticos:

Los sistemas de video, permiten identificar a personas, de tal modo que pueden utilizarse junto a un sistema de Base de Datos que permita “aceptar” o “rechazar” el acceso de forma automática. De igual modo se puede proceder con vehículos: matrículas permitidas y denegadas. Los sistemas más presisos y rápidos permiten identificar personas peligrosas, terroristas, o delincuentes. Los sistemas de aeropuertos y puertos migrarán a sistemas que permitan identificar a personas buscadas. Para, por ejemplo, entregar una citación judicial o prohibir volar a personas potencialmente peligrosas. Se podrá identificar a personas con fiebre, en crisis potencialmente peligrosas como la del Ébola, Gripe Aviar y futuras pandemias.

Perímetros inteligentes:

Muchas cámaras permiten incorporar sensores de todo tipo: sísmicos, de movimiento, térmicos que permiten lanzar alertas por violación del perímetro de cualquier instalación crítica. Los sensores permitirán vigilancia in-situ en un futuro muy cercano. Los sistemas permitirán lanzar señales al puesto de control para solicitar refuerzos en crisis de fronteras. Las cámaras térmicas permitirán localizar con gran precisión el punto de acceso violado y permitirán actuar en tiempo real.

Seguimiento de Personas:

La serie “Person of interest” relata un gran sistema capaz de hacer un seguimiento casi total de cualquier persona. Los sistemas de video actuales permiten seguir a cualquier persona o informar si una persona ha estado al alcance del sistema de vídeo. Cada vez es más fácil reconstruir los movimientos de una persona en el caso de grandes delitos. Irá a más.

Deteción de Enfermedades, lucha contra pandemias:

en un mundo globalizado, los vuelos intercontinentales o simplemente internacionales son foco de transmisiones de enfermedades contagiosas. Los sensores térmicos de algunas de las cámaras que están saliendo al mercado, permiten alertar si las personas que pasan o cruzan un punto (como en el arco de seguridad de un aeropuerto o la entrada de acceso de un crucero), están enfermas o con fiebre. Las autoridades podrán aislar más fácilmente posibles focos de contagio. Será igualmente válido para grandes colectivos como colegios o universidades.

Lucha contra la kale borroca o diferentes versiones de vandalismo callejero.

Las cámaras serán capaces de detectar un gamberro en un estadio (que lanzó una piedra o una bengala). Una vez detectado seguirlo hasta cualquier punto para que pueda ser detenido por la seguridad.

 

Todos los datos facilitados en este post, están actualmente en el mercado y requieren un trabajo previo de ingeniería que permita obtener los resultados esperados o deseados.

No son sistemas simples que puedan ser hoy instalados por cualquiera. Si sus problemas son algunos de éstos u otros relacionados con la fiabilidad de su sistema de CCTV (Circuito Cerrado de Televisión), en Health Point podemos ayudarle. Contacte con nuestro departamento de ingeniería.

Leave a Reply