Verano, 2015. La pasada semana llegamos a 43ºC en zonas de Murcia. En Córdoba, Jaén, Madrid, Toledo, superaron en momentos puntuales los 45º. Por el norte de África, llegaron a 50ºC.

En éstas circunstancias, todos ponemos en marcha los equipos de Aire Acondicionado, consumimos a tope electricidad y, en principio, no pasa nada.

Normalmente, en condiciones normales, los Centros de Transformación y las Estaciones de Media y Baja Tensión, trabajan normalmente. En invierno es más fácil porque aunque los cables eléctricos se calientan en exceso por el sobre-consumo, en el exterior hay temperaturas bajas y se produce un intercambio de calor con el exterior por la diferencia de temperatura. En verano ésto no se produce y, pueden ocurrir problemas como los que nos cuentan nuestros clientes:

Los equipos de Aire, no están funcionando correctamente, la temperatura del Centro de Datos comienza a subir peligrosamente. Hemos superado los 30 grados en el interior. Normalmente los Centros de Datos no han sido diseñados por un ingeniero con la formación necesaria para un diseño adecuado, y el frío de los equipos es suficiente para cuando hacen en el exterior 10-20 incluso 30 grados, pero cuando superamos los 35-40 grados, el rendimiento de los mismos se ve comprometido, porque el aire que se toma para intercambiar del exterior está a 37-38 grados o incluso 42-43 y el proceso de enfriamiento del mismo para inyectarlo a la sala, tarda demasiado o no toma la temperatura necesaria.

Empezamos a tener problemas.

Si encima el equipo es convencional y no lleva gestión de la humedad, al ir resecando el ambiente dentro de la sala, el aire de afuera no llega a bajar su temperatura lo que es necesario para tener la temperatura adecuada en la sala.

En los Centros de Datos, comienzan a averiarse Discos Duros por calentamiento, Los Servidores empiezan a ir más lentos (los disipadores no hacen su trabajo al 100% y los Servidores disminuyen el rendimiento de los procesadores para protegerlos de sobrecalentamientos). Los sistemas tienen fiebre y no estamos dando el fármaco adecuado para que recuperen. En los casos más graves, los sistemas caen, sin motivo aparente o se averían por sobrecalentamiento. Estamos sin Sistema de Información.

En otros casos son los Cuadros Eléctricos los que llegan a temperaturas críticas y los sistemas de protección eléctrica, acaban ardiendo, la electrónica no puede más y cae. Estamos sin suministro de energía.

En ambos casos, la ingeniería tiene soluciones para arreglar ambos problemas.

En el primer caso, debemos realizar un limpiado de los filtros de los equipos de Aire Acondicionado con frecuencia. Si nuestro equipos no son los adecuados (no están diseñados específicamente para un Datacenter) debemos realizar unos test termográficos para estudiar si es necesario sustituir los mismos por otros más potentes o adecuados para dichas salas. Si ya tenemos el problema y nuestros sistemas están empezando a tener problemas, hay que acudir a nuestro ingeniero RCDD para buscar una solución rápida, que normalmente viene por mejorar la aireación dentro de los racks o aumentar la potencia de frío de los equipos existentes y la humedad del ambiente de la sala.

En último término, puede ser necesario eliminar fuentes de calor externo: ventanas, separación con cerramiento de lana de roca de la sala, etc. Incluso, sellar la sala para que el aire fresco que se inyecta, no se pierda y realice su función donde se necesita. A veces, puede ser necesario poner equipos de aire sobre el rack, junto al rack sobreventilar dentro del mismo.

Para los armarios eléctricos, las soluciones son similares pero específicas. Los cables se calientan y cuando los cables recorren grandes distancias en exterior el calor puede no disiparse. Para los cuadros, equipos de climatización, sellando las fugas de aire y mejorando el intercambio de calor para que los cables y la electrónica no sufra. Para los cables de las bandejas, mantas protectoras sobre todo para que el sol no sobrecaliente las líneas. Incluso en zonas donde sea necesario, climatizar las bandejas para que no se produzcan incendios por sobrecalentamiento.

Con éste tipo de soluciones Hospitales, Edificios del Gobierno, Plantas Industriales, etc. podrán trabajar sin que el calor produzca averías cuyo coste supera en mucho el coste de las medidas correctoras. En HealthPoint realizamos este tipo de soluciones todos los días.